martes, junio 17, 2008

El valor del beso

Hoy día el beso es algo que rara vez sabemos apreciar o el significado que tiene.
Al igual que la locución "te quiero" en todas sus variantes, ha ido perdiendo significado a medida que su uso se ha ido banalizando.
¿Donde están aquellos besos que se guardaban para alguien especial, para alguien querido? ¿Donde esta el recuerdo nostálgico de aquel primer beso, que nos erizó los vellos de la espalda e hizo hervir nuestra sangre? ¿Donde queda la sublime expresión del amor que, llena de inocencia, nos abría la puerta a otro mundo?
Hechos recientes y tras una pertinaz observación , llego a la conclusión de que eso ya no significa nada para nadie (O casi, no me gusta generalizar...). Hoy día la finalidad del beso es la de rellenar borracheras de fin de semana, la del beso por el beso, vacío de todo significado.
Yo aun recuerdo mi primer beso, en tardío otoño de 2004, con aquella persona a la que yo amaba y que para mi era todo. Cada gesto, cada olor, cada sonido, cada rayo de luz que se coló por mi pupila en aquel instante, dejo una impronta imborrable en mi memoria.
Solo os pido que hagáis un poco de memoria y recuperéis aquel momento de donde quiera que lo guardéis. Que os llene la nostalgia, y quizás, seáis un poquito más felices.

(¿Habrán vuelto las musas? Yo creo que sí, estaba en la cama cuando se me ocurrió esto y me levante corriendo a escribirlo...) (If you need an English version ask for a translation)

2 comentarios:

Luz dijo...

Lo recuerdo, lo recuerdo. Pero fue todo tan raro, q no me produce ninguna felicidad. Mejor q el primero, a mí me gusta recordar otros besos. Porque el primero, definitivamente, no.
De todas formas, en otoño de 2004 yo tb estaba dando mis primeros besos, al menos, los primeros estando enamorada.
De esos sí q me acuerdo. Los de después, han sido escasos y robados. Las borracheras ayudan mucho, pero estoy de acuerdo en q no son lo mejor.
Me gustas mucho más visitado por las musas q visitado por los espectros del frikismo...

вlacĸ ѕнeep dijo...

carmelito!q siempre te leo y nunca te escribo y como ahora vuelvo a estar en esto de los blogs.... pues aki estoy.
que post mas tiernooooo! pero es lo q tiene vivir en una epoca en la que a la gente le encanta quitarle el valor a las cosas y desmerecerlas aunq en el fondo sigan importándonos y las miremos de reojo deseándolas. Si te sirve de consuelo, yo sigo recordando mi primer beso y la rara sensación que me dejó después entre hecho insólito,ansias de que se repita,candor,dulzor y una sacudida mental y corporal. No fue perfecto pero no lo cambiaría por ningún otro porque fue el mío, porque no se asemejaba a nada de lo que hubiese imaginado y fue mejor que todo eso.
Pero lo que más me gusta es seguir siendo capaz a día de hoy de besar a alguien (no por el simple hecho de besar sino por un deseo que te mueve a acercarte a esa otra persona y reunir el valor suficiente para poder besarla después de tantísimos intentos fallidos en tu mente) y sentir que algo me sube por el estómago, un cosquilleo, un cierto miedo, un vértigo de montaña rusa... eso, eso es realmente mágico...