jueves, mayo 04, 2006

Cuando la inspiración llega en el bus.

¿Nos os ha pasado nunca que queréis escribir, pero nunca lo conseguís y, que para cuando las musas os tocan estas en un sitio poco
acertado? Eso mismo me ha pasado a mi hoy.
En bus...gran sitio para inspirarse, si señor.
La cosa es que me vi. solo, rodeado de tanta gente extraña...
¿Nunca os habéis preguntado como se llama la chica que esta sentada al fondo?¿Cual es la profesión del hombre que esta sentado al
lado tuyo?¿Cuantos tiempo hace que el conductor esta conduciendo?
Si, se que hoy día, a nadie le importa lo que piensa o hace el de al lado mientras no le salpique...Pero no se, tanta gente en el
mundo y conocer a tan poca...¿Que desperdicio verdad?
Alguien podría pensar: "Oh!, ¿y eso es para ti inspiración?"
y yo le contestaría:"En las cosas pequeñas de cada día, en su esencia, se encuentra lo que nos falta para sentirnos plenos.¿Por que no escribir y rendir un pequeño tributo a ellas?"
Son esas nimiedades, detalles, los que a mi me llaman la atención.
Son esas cosas, un gesto, una mirada, una sonrisa, las que pueden cambiar un día y... ¿Quien sabe? Una vida entera.

4 comentarios:

esú dijo...

Un bonito post Melo.
Además me identifico bastante, me ha pasado alguna vez que me ha sonreído alguna y como es algo tan excepcional, precisamente por lo que comentabas, últimamente cada uno va a su bola, que te alegra el día y piensas que no estás sólo, hay más gente como tú a la que le encanta hacer feliz a la gente.
Porque, ¿qué hay más gratificante que conseguir arrancar una sonrisa sincera a otra persona?

Carmelo dijo...

Que esa persona te sonria toda la vida...¿no?

esú dijo...

Sí, eso es lo ideal :)

Carmelo dijo...

Es lo ideal, pero la tristeza y entender esa tristeza de la otra persona, a veces, tambien es una sensacion grata.