domingo, octubre 07, 2007

La ilusión.


Nos impulsa. Nos dar fuerza. Nos da argumentos para continuar.
Sin ella no tendríamos rumbo en este camino que muchos empezamos hace tiempo y otros comenzaron hace segundos.
Haz algo con ilusión y no irá mal aunque todo parezca ir mal.
Ilusión por aprender. Por ser. Por amar. Por conseguir nuestros sueños más anhelados.
En definitiva, por alcanzar una meta que se postergará en el mejor caso hasta el infinito y en caso de alcanzarla nos sentimos increíblemente libres y ligeros.
Sabemos cuando alguien la ha perdido. Podemos leer en los ojos brillantes de alguien como dice o hace algo con ella. Podemos apreciarla en el resultado de la labor de alguien que la utilizó como inspiración. Difícil de imbuir a otros cuando la pierden. Aumentada cuando estos la recuperan.
No perdáis la ilusión.
Empezad cada día como si fuera el primero. Recuperad esa sensación de cuando eramos niños, la noche antes del Día de Reyes.

4 comentarios:

lastmaito dijo...

bonito texto, buscando en la inmesidad de la red he encontrado tu blog, muy currado, espero que te pases por el mio cuando puedas, un saludo

Kialaya dijo...

Buenas. Sólo quería comentarte que te voy a borrar de mi lista de following en twitter porque hace más de 4 meses que no escribes allí y además no estás siguiendo tu a nadie. Es que estoy haciendo limpieza de mi twitter, tengo demasiada gente a la que sigo. Si alguna vez te da el gusanillo y vuelves por allí házmelo saber por email o dejándome un comentario en mi blog y te vuelvo a apuntar vale? Un saludo.

Marga dijo...

Un brindis por los sueños, los tuyos, los míos, los de todos.

Y otro porque ese brillo en nuestras miradas no se apague nunca.

Saludos, colega.

Lolita Lust dijo...

Bien, asi me gusta, campaña en pro de las buenas intenciones y de hacerlo todo bajo la mirada de alguien aún inocente que no ha perdido la ilusión por las cosas.